¿Qué no son los Cursillos de Cristiandad?


“Los Cursillos de Cristiandad no son una meta final, -sino un arranque vigoroso y valiente para una carrera de mayor perfección”.

“Los Cursillos de Cristiandad no son una asociación con fines específicos de piedad, caridad o apostolado”.

“El Movimiento de Cursillos de Cristiandad, por el mero hecho de mantener las reuniones de grupo y la Ultreya, no constituye, ni tiene por qué constituir, una asociación concreta de fieles”. “Somos sencillamente, o queremos ser y que todos lo sean, IGLESIA MILITANTE Y OPERANTE, a las órdenes de la Jerarquía, con afanes de perfeccionamiento y de conquista. Con ello creemos amar, servir y glorificar más y mejor a Aquel con cuya fortaleza lo podemos todo”.

“Los Cursillos de Cristiandad, en fin, no son un movimiento político, ni tienden a ser un partido político, ni intervienen en sus luchas, ni preparan a sus hombres inmediatamente para la política… están fuera y por encima de toda política”.

Los Cursillos de Cristiandad no tienen otro objetivo que llevar a la perfección, a la santidad, a la renovación total de la sociedad, según los ideales que nos muestra la fe y conforme al mandato divino: “Sed perfectos, como vuestro Padre celestial es perfecto”.

Su fin es, por tanto, promover la vida cristiana de los seglares, en toda su amplitud y exigencias, como la vivían los primitivos cristianos y la han entendido y practicado en todo tiempo las almas escogidas, que nunca faltan en la Santa Iglesia. Un cristianismo mediocremente vivido no tiene fuerza para ser la levadura que renueve el mundo.

El mismo Papa Pablo VI nos enseñó, con su autoridad de Supremo Jerarca de la Iglesia, lo que pretenden y se proponen los Cursillos de Cristiandad.

Son, dice él,

“un movimiento apostólico o escuela de espiritualidad cristiana, que tiene por objeto el que los seglares, con ayuda de la gracia divina, cultiven la vida espiritual, conozcan más profundamente a Cristo y su doctrina, activan con frecuencia a la fuente sobrenatural de los sacramentos, se preocupen por el bien de los demás y presten su colaboración a los que ejercen el sagrado ministerio”.

 

Monseñor Hervás, por su parte, afirmó que los Cursillos son:

“un medio para la solución cristiana y práctica de todos los problemas que se vayan presentando a todos los que se unen a este Movimiento, cuya finalidad es la de impulsarlos a todos y a cada uno hacia una santidad auténtica: la vida de la gracia consciente y en continuo desarrollo y crecimiento”.

Finalmente, decimos que la finalidad de los Cursillos es la vivencia de lo fundamental cristiano, en orden a vertebrar la cristiandad.

Anuncios

Publicado por

Alberto B

Cursillista desde 2006

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s