¿Somos útiles a la causa del señor?


“…que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de la fe que Dios repartió a cada uno” Rom 12:3

A través de nuestra integración a un Grupo, Departamento o Ministerio de la Iglesia, adquirimos seguridad y certeza de que somos útiles en la causa del Señor.

El DIRIGENTE debe aceptar a sus conducidos tal como son, con todos sus defectos y cualidades. Nadie tiene la estatura ideal , que es Cristo. Esto debemos tenerlo presente.Si deseamos que haya armonía dentro del grupo de trabajo, se debe tener en cuenta este aspecto, destacando sus cualidades y minimizando sus defectos.Por consiguiente, la primera regla es: aceptar al hermano como es.

Siguenos en   FacebookTwittergoogle-Plus-iconemail1
Anuncios

Publicado por

Alberto B

Cursillista desde 2006

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s