La coacción para liderar en la iglesia


Y tenemos confianza respecto a vosotros en el Señor, en que hacéis y haréis lo que os hemos mandado“. 2ª Tes 3:4

Liderarzgo genuino
Liderarzgo genuino

En primer lugar debemos darles no sólo la sensación, sino que exteriorizarles de que apreciamos sus valores y los respetamos.

Para poder liderar sobre nuestros hermanos, debemos ganar su voluntad sin recurrir a la coacción; lograr que acepten los planes y sugerencias, evitando imponer nuestro punto de vista solamente. En una discusión, no tratar de derrotar y humillar al contrincante, sino tratar de persuadirlo.

Nunca emplee en una discusión estoy absolutamente seguro… o creo que siempre…, lo cual revela una mentalidad rígida y cerrada. Es importante escuchar las opiniones ajenas. No tratemos de probar que nosotros tenemos la razón y que los demás están equivocados. No todas las cosas son blancas o negras, hay una infinidad de matices de grises. Debemos sembrar para cosechar, dar para recibir. Quien más da más recibe…

También debemos tener una mentalidad abierta. Mente estrecha conlleva a discusiones y a situaciones desagradables.. Olvidemos el rencor, la amargura y el odio. Es mejor persuadir que imponer. Por lo tanto la Regla es: ganar la confianza de nuestros hermanos.

Anuncios

Publicado por

Alberto B

Cursillista desde 2006

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s