¿Qué es la Escuela de formación?


La Escuela de formación es una estructura importante dentro del MCC.

La expresión “Escuela de formación” sugiere, a primera vista, un lugar en donde se dispensa unos cursos. Y de hecho, unas sesiones de formación espiritual y apostólica conformes a la mentalidad propia del MCC se dan en la mayoría de las diócesis del Perú. En el mundo sus nombres difieren: Escuela de formación, Escuela de líderes, Escuela de jefes, Escuela de dirigentes, Escuela de los rollos, Escuela de la fe, Curso, etc. Los medios también varían. A esas diversas sesiones, se añaden las jornadas de retiros, las conferencias, los Aggiornamientos, los Cursillos del 4to día, las Ultreyas especiales, etc. Todos son medios para proseguir la formación que nos ayuda a ser mejores cristianos y mejor fermento dentro de nuestro ambiente.

Por otro lado, según el libro de las “Ideas fundamentales del Movimiento de los Cursillos”, la palabra Escuela revela igualmente otra realidad, más difícil de captar pero más importante todavía.

En el lenguaje de los fundadores del Movimiento, esta palabra designaba lo que se podría llamar, en nuestro idioma de hoy, un equipo de planificación y de desarrollo.

 

Eduardo Bonnin y sus compañeros, que aprendían a centrarse en Jesucristo, a estudiar su medio ambiente y a establecer unas estrategias de evangelización, se consideraban como si estuvieran formando una “escuela”. Su Reunión de Grupo era una Escuela.

En este sentido las Ideas Fundamentales afirman:

“Aunque esto parezca paradójico, el MCC ha nacido de una escuela y no lo inverso. […] La escuela es anterior a los Cursillos, puesto que se han originado en su seno, y de ella se nutren todavía y a partir de ella se difunden. De todo tiempo, la escuela ha sido — y sigue siendo — el pilar esencial para la continuidad y el desarrollo del MCC” (IFMCC Nº 530 y 531).

En el MCC, la Escuela es antes que todo es un equipo de animadores y de “expertos” que orienta el Movimiento, que contribuye a mantener la mentalidad propia del MCC, que busca mejorar las Ultreyas (la Escuela es a las Ultreyas, lo que el equipo es al Cursillo), que estimula las Reuniones de Grupos, que prepara a los animadores de un Cursillo y que ve a asegurar la formación de todos, particularmente la de los dirigentes. Es una estructura operativa tan esencial en el Movimiento que el mismo Secretariado.

Cada diócesis que establece el Movimiento debe abrir una escuela de este tipo. Es la primera estructura que se debe poner en marcha para asegurar un buen seguimiento de las operaciones. El MCC se establece y se desarrolla por su Escuela.

Anuncios

Publicado por

Alberto B

Cursillista desde 2006

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s