Humildad, Humildad, Humildad.


Humildad: La virtud moral por la que el hombre reconoce que de si mismo solo tiene la nada y el pecado.Todo es un don de Dios de quien todos dependemos y a quien se debe toda la gloria.

La humildad no solo se opone al orgullo sino también a la auto abyección.

La humildad es la verdad” –Santa Teresa de Avila.
El humilde ve las cosas como son, lo bueno como bueno, lo malo como malo. En la medida en que un hombre es más humilde crece una visión mas correcta de la realidad.    

La humildad perfecta es Jesús.

El Señor nos invita a seguirle y a imitarle, y nos deja una regla sencilla, pero exacta, para vivir la caridad con humildad y espíritu de servicio: Todo lo que queráis que hagan los hombres con vosotros, hacedlo también vosotros con ellos -Cf Mt 7, 12.

Lo que todos deseamos:

Todos deseamos una palabra de aliento cuando las cosas no han ido bien,
y comprensión de los demás cuando, a pesar de la buena voluntad, nos hemos vuelto a equivocar;
y que se fijen en lo positivo más que en los defectos;
y que haya un tono de cordialidad en el lugar donde trabajamos o al llegan a casa;
y que se nos exija en nuestro trabajo, pero de buenas maneras;
y que nadie hable mal a nuestras espaldas; y que haya alguien que nos defienda cuando se nos critica y no estamos presentes; y que se preocupen de verdad por nosotros cuando estamos enfermos;
y que se nos haga la corrección fraterna de las cosas que hacemos mal, en vez de comentarlas con otros;
y que recen por nosotros
y…
Estas son las cosas que, con humildad y espíritu de servicio, hemos de hacer por los demás. Discite benefacere. Si nos comportamos así, entonces: Aunque vuestros pecados fueran como la grana, quedarán blancos como la nieve. Aunque fueren rojos como la púrpura quedarán como la blanca lana. Is 1,18.

Lo que todos debemos cambiar: la soberbia

Por el orgullo buscamos la superioridad ante los demás.
La soberbia consiste en el desordenado amor de la propia excelencia. -Santo Tomás.
La soberbia es la afirmación aberrante del propio yo.
El hombre humilde, cuando localiza algo malo en su vida puede corregirlo, aunque le duela. El soberbio al no aceptar , o no ver, ese defecto no puede corregirlo, y se queda con él. El soberbio no se conoce o se conoce mal.

“El primero entre vosotros sea vuestro servidor” -Mt 23, 11.

Los grados de la humildad:
1 conocerse, 2 aceptarse, 3 olvido de si, 4 darse.

Quien lucha por ser humilde no busca ni elogios ni alabanzas porque su vida esta en Dios.

La humildad se manifiesta en el desprecio sino en el olvido de sí mismo.

Aprendemos a ser humildes meditando la Pasión de Nuestro Señor.

Leer Articulo Completo.

*****************************************************************************************************

Nuevo Logo de NotasXC

Hermanitos y hermanitas;

Cuando se tiene un encuentro personal con Cristo es imposible no amarle; es imposible amarle y no seguirle; es imposible seguirle y no amar al projimo; es imposible amar al projimo y no servirle. Ahora, he aqui un problema que todos de una medida o de otra debemos enfrentar. No se puede servir al hermano, al menos de manera cristiana, sin espiritu de caridad (AMOR). El espiritu de Caridad solo se encarna en nosotros si tenemos humildad. HUMILDAD, si humildad!!!!

No seamos como mundo que es cruel y despiadado!!!

 

 

de colores

ALBERTO & PEGGY

Anuncios

Publicado por

Alberto B

Cursillista desde 2006

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s