Papa Francisco: “Los corruptos hacen mucho daño a la Iglesia y los santos mucho bien”

Jos-Gmez-Papa-Francisco

El Papa Francisco explicó durante la Misa en la Casa Santa Marta que todos los hombres son pecadores y deben reconocerse como tales porque  cuando se va más allá y se rechaza a Dios se cae en la corrupción.

Ver Mas.

Anuncios

Ministerio de Por que ser Católico

Por que ser catolico

Visión general

¿Por qué ser católico? es una experiencia de formación para los adultos en la fe, que compartiéndola y profundizándola les ayuda a vincularla con la vida cotidiana de todos los días.
RENEW

¿Por qué ser católico?

  • Promueve los objetivos de Sentíamos Arder Nuestro Corazón, una propuesta pastoral de los Obispos de los Estados Unidos para la formación de los adultos en la fe.
  • Inscribe y enmarca el itinerario de fe de los adultos en la dinámica de toda la comunidad parroquial, incluyendo, al mismo tiempo, otros procesos pastorales presentes en la parroquia .
  • Se apoya en las Sagradas Escrituras, la Tradición de la Iglesia expresada en elCatecismo de la Iglesia Católica, así como en el Magisterio del Papa y nuestros obispos.
  • Consta de 48 sesiones agrupadas en la serie ¿Por qué ser católico? de cuatro libros (12 sesiones cada uno), siguiendo la estructura básica del Catecismo de la Iglesia Católica: la profesión de la fe, la celebración de los sacramentos, la vida moral y la vida de oración. Cada sesión contiene citas directas y referencias tanto de las Sagradas Escrituras como del Catecismo de la Iglesia Católica, así como del Catecismo Católico de los Estados Unidos para Adultos. Todas las sesiones ofrecen preguntas para la reflexión y para compartir como pequeña comunidad eclesial la fe.

¿Por qué ser católico? es un proceso parroquial ideal para:

  • pequeñas comunidades eclesiales
  • catequistas
  • participantes en el proceso del R.I.C.A.
  • padres cuyos hijos están preparándose para recibir los sacramentos
  • familias que desean fortalecer su fe
Siguiendo la más pura tradición de RENEW International, ofrece soporte, formación, recursos y orientación permanente, capacitación para los animadores de las pequeñas comunidades eclesiales, hojas para boletines parroquiales destinados a la familia. Los materiales para implementar el proceso están disponibles en el Paquete Parroquial de¿Por qué ser católico?
El proceso de ¿Por qué ser católico? es inclusivo, quiere llegar a todos y trabajar con todos en la parroquia. Contiene una amplia gama de elementos que ayudan y animan a la participación de todos los miembros de la parroquia que deseen tanto conocer más o experimentar la riqueza de las verdades de nuestra fe. Todos estos servicios se ofrecen primariamente en inglés y español, y los libros de la serie en portugués y vietnamita.

RENEW

RENEW

 

Notas
Yo como cursillista encuentro a la practica de las reuniones de por que ser católico un complemento ideal al cursillo, realmente lo recomiendo, especialmente si eres católico de costumbres (bautismos, comuniones, matrimonios y misas semanales, o voy para complacer a mi esposa) que acaba de llegar a los Estados Unidos, aquí si no conoces tu fe te vas a convertir a otra, no es como en latinoamericano que no pasa nada ( No se que es peor, la verdad). Y si bien no tengo nada en contra de otras religiones o variaciones del cristianismo yo me pregunto.
Quien en su sano juicio cambiaría  un Ferrari
Ferrari
por un
Honda Civic?
Honda civic
ALBERTO B.

Acción Católica

AccCat

La Acción Católica es una comunidad que se percibe como una agrupación de fieles cristianos laicos que, libre y comprometidamente, se vinculan e interaccionan entre sí, para participar en la consecución de un fin y objetivos comunes, con conciencia clara, de pertenencia a la Iglesia.

Los miembros de Acción Católica, están llamados a ser presencia del mundo en la Iglesia y, a su vez, presencia de la Iglesia en el mundo, para vivir inmersos en la problemática social y desde dentro, evangelizarla en comunión con todo el Pueblo de Dios.

Y es en el mundo, el ámbito en el que realiza su vocación cristiana en orden a transformar la sociedad, donde el militante desarrolla su acción apostólica: en los centros de comunicación y participación y en todos los espacios de la sociedad.

La Acción Católica se define pues, como “la participación de los seglares en el apostolado jerárquico de la Iglesia”, por lo tanto es de la misma naturaleza que el apostolado de la Jerarquía, una acción “no de orden material sino espiritual; no de orden terreno, sino eclesial; no político sino religioso”.

Sin embargo es verdaderamente “una acción social”, porque se propone dilatar el Reino de Jesucristo… Se la puede definir más ampliamente: la unión de las fuerzas católicas organizadas para la afirmación, la difusión, la actualización y la defensa de los principios católicos en la vida individual, familiar y social.

Historia

El desarrollo histórico de la Acción Católica en el mundo va ligado a la evolución del apostolado y del concepto “acción católica”, según el pensamiento de los papas.

Pío IX promueve en el apostolado la idea de “unión de los católicos” para ir coordinando los esfuerzos de todos los seglares.

Pío X busca la reunión de todas las obras seglares en un sólo movimiento que llama Acción Católica”.

Benedicto XV propone y realiza la Acción Católica en forma unitaria, creando las juntas directivas en los planos diocesanos para imprimir cohesión a los grupos parroquiales. Señala con claridad el carácter apostólico eclesial de la Acción Católica para distinguirlo del de otras instituciones de carácter meramente temporal”.

Esta evolución del pensamiento de la Acción Católica y las varias formas organizativas de la Acción Católica Italiana, creadas bajo la inspiración de los distintos pontífices, influyeron en las líneas programáticas, en la estructura del apostolado de cada país y, en concreto, sobre la Acción Católica.

Pío XI da el impulso definitivo a la Acción Católica mediante el magisterio que llega a todo el mundo. La define como “la participación y colaboración de los seglares en el apostolado jerárquico de la Iglesia”.

Urgió la necesidad de la Acción Católica; afirmó su obligatoriedad y la propuso como parte integrante de la pastoral.
Llegó a calificarla como “la Asociación Oficial del apostolado seglar.

Varios obispos hablan sobre la naturaleza de la AC; su valiosa aportación a la Iglesia y a la sociedad; sobre la formación de los militantes, y de la relación de la AC con otras asociaciones apostólicas.

Misión evangelizadora de la A.C.

El fin de la Acción Católica es “proclamar la BUENA NUEVA”, fin propio de la misma Iglesia.

La Acción Católica tiene el mismo fin que el Apostolado de la Jerarquía, y por lo mismo: “la salvación de las almas, la difusión del Reino de Jesucristo”
Como fin inmediato y como condición “sine qua non”, para realizar el fin indicado, la Acción Católica tiende a la formación de las conciencias: formación profundamente cristiano.. formación completa que abarca toda la vida del hombre.

La Acción Católica, en una palabra, tiene por fin formar conciencias tan exquisitamente cristianas, que sepan a cada momento, y en todas las situaciones de la vida privada o publica, encontrar o por lo menos entender y aplicar la solución cristiana de los múltiples problemas que se presentan en una y en otra condición de la vida.

 

Juan Hervas supo “jugársela” por Cursillos en los tiempos difíciles.

Nació en Puçol (Valencia) el 30 de noviembre dc 1905. Cursó los estudios eclesiásticos en el Seminario Conciliar de Valencia. Fue colegial del Patriarca durante sus estudios de teología.

Ordenado sacerdote el 16 de junio de 1929, fue vicario de Jesús Pobre (Denia) y párroco de Ayódar.

Juan Hervas Obispo de Mallorca
Juan Hervas Obispo de Mallorca

En 1931 fue nombrado director del reformatorio colonia de San Vicente Ferrer, de Godella. Y un año después cura regente de Vinalesa.

Asistió a los cursos de la casa del consiliario de Acción Católica, de Madrid. En la universidad de Friburgo (Suiza) se doctoró en derecho civil y canónico.

En 1939 fue nombrado director del colegio mayor de San Juan de Ribera de Buijasot. El 8 de enero de 1944 fue nombrado por el papa Pío XII obispo titular le Alinda y auxiliar del arzobispo Prudencio Melo, siendo a su muerte, acaecida el 31 de octubre do 1945, designado vicario capitular

El 26 de octubre de 1946 fue nombrado obispo coadjutor de Mallorca. pasando a obispo residencial el 22 de diciembre de 1947. Allí impulsó el movimiento de los Cursillos de Cristiandad.

El 14 de marzo de 1955 rasó a regir la sede episcopal de Ciudad Real.

Aquellos jóvenes de Mallorca primero y de Ciudad Real después, supieron encontrar siempre estimulo y prudencia en su Obispo y fortaleza en los tiempos difíciles. Les hablaba con las palabras del Papa, de que la juventud ha de tener “santas imprudencias y santas audacias” y él sabía equilibrarlas.

Su traslado a Ciudad Real obedeció, sin duda, a que el Movimiento de Cursillos nacido en Mallorca no había sido comprendido en algunas Juan_Hervas2instancias decisorias de la jerarquía a donde hablan llegado denuncias de un sector de la iglesia de Mallorca que ponía en tela de juicio algunos gestos y expresiones de algún momento del Cursillo que se interpreta­ron prejuiciosamente y se optó por el cambio primero y el silencio más tarde.

Aquejado por una implacable enfermedad renunció al gobierno de la Diócesis de Ciudad Real en 1976 y también dimitió del cargo de Asesor Consiliario del Movimiento de Cursillos de Cristiandad. “Ha llegado la hora – decía – de regar con oración y su propio sufrimiento la sementera en que había trabajado por más de treinta años”. Al final de su vida quedó totalmente paralizado y murió en un ex convento de Agustinos en Felanitx en Mallorca el 6 de Junio de 1982.

Su contribución, su apoyo, su defensa, su presencia, fueron decisivos para la obra de Cursillos. Supo reconocer el valor de lo que conoció que se iba creando. Fue hidalgo en mantener y apoyar su crecimiento, supo “jugársela” por Cursillos en los tiempos difíciles.

Juan_Hervas4
Juan Hervas junto a Pablo VI.

Persuasión efectiva algunas claves

Conociendo, pues, el temor del Señor, persuadimos a los hombres, pero a Dios le es manifiesto lo que somos, y espero que también lo sea a vuestras conciencias” 2ªCor 4:11.

El mundo de los negocios conoce muy bien la importancia de la persuasión. Sabemos que la persuasión, en ciertas circunstancia ha caído en la exageración, manipulando la opinión pública.

La persuasión cristiana no debe ser precipitada. Para que sea efectiva, se debe actuar lenta y gradualmente, con naturalidad y perseverancia. La persuasión precipitada resulta un fracaso. Debe actuar sobre las emociones pero también sobre la razón. La persuasión efectiva tiene tres etapas:

  1. Seleccione el incentivo
  2. Establezca un ambiente grato
  3. Presente sus argumentos gradualmente, con gentileza, sin apresuramiento. Si se quiere tener éxito en la persuasión de un hermano, se tiene primeramente que ganar su buena voluntad, ser amistoso con él, mostrando respeto por sus opiniones; evitando todo indicio de superioridad y ostentación.

Para tener éxito en la persuasión se debe:

  1. Mostrar interés en los demás y en lo que es importante para ellos.
  2. Las alabanzas deben preceder a las críticas
  3. El método indirecto en todo su esplendor es lograr que las ideas o planes que hemos persuadido en nuestros dirigidos, a la larga seconviertan como que esas ideas o planes surgieron de ellos.
  4. Una sugerencia tiene altas posibilidades de ser aceptada si va acompañada de una sonrisa.

La última clave para no fracasar como líder es: saber emplear el método de la persuasión.

La pasión de Cristo no se limita únicamente a Cristo

Jesucristo, salvador del cuerpo, y los miembros de este cuerpo forman como un solo hombre, del cual él es la cabeza, nosotros los miembros; uno y otros estamos unidos en una sola carne, una sola voz, unos mismos sufrimientos; y, cuando haya pasado el tiempo de iniquidad, estaremos también unidos en un solo descanso. Así, pues, la pasión de Cristo no se limita únicamente a Cristo; aunque también la pasión de Cristo se halla únicamente en Cristo.

Porque, si piensas en Cristo como cabeza y cuerpo entonces sus sufrimientos no se dieron en nadie más que en Cristo; pero, si por Cristo entiendes sólo la cabeza, entonces sus sufrimientos no pertenecen a Cristo solamente. Porque, si sólo le perteneciesen a él, más aún, sólo a la cabeza, ¿con qué razón dice uno de sus miembros, el apóstol Pablo: Así completo en mi carne los dolores de Cristo?

Conque si te cuentas entre los miembros de Cristo, quienquiera que seas el que esto oigas, y también aunque no lo oigas ahora (de algún modo lo oyes, si eres miembro de Cristo); cualquier cosa que tengas que sufrir por parte de quienes no son miembros de Cristo, era algo que faltaba a los sufrimientos de Cristo.

Y por eso se dice que faltaba; porque estás completando una medida, no desbordándola; lo que sufres es sólo lo que te correspondía como contribución de sufrimiento a la totalidad de la pasión de Cristo, que padeció como cabeza nuestra y sufre en sus miembros, es decir, nosotros mismos.

San Agustin
San Agustin

Cada uno de nosotros aportamos a esta especie de común república nuestra lo que debemos de acuerdo con nuestra capacidad, y en proporción a las fuerzas que poseemos, contribuimos con una especie de canon de sufrimientos. No habrá liquidación definitiva de todos los padecimientos hasta que haya llegado el fin del tiempo.

No se os ocurra, por tanto, hermanos, pensar que todos aquellos justos que padecieron persecución de parte de los inicuos, incluso aquellos que vinieron enviados antes de la aparición del Señor, para anunciar su llegada, no pertenecieron a los miembros de Cristo. Es imposible que no pertenezca a los miembros de Cristo, quien pertenece a la ciudad que tiene a Cristo por rey.

Efectivamente, toda aquella ciudad está hablando, desde la sangre del justo Abel, hasta la sangre de Zacarías. Y a partir de entonces, desde la sangre de Juan, a través de la de los apóstoles, de la de los mártires, de la de los fieles de Cristo, una sola ciudad es la que habla.

SAN AGUSTIN